Cómo limpiar los muebles de hierro

La carpintería de hierro en Alicante suele fabricar muebles de forja o hierro. Estos materiales son muy atractivos y resistentes, pero requieren de algunos cuidados para su mantenimiento. Conservar su encanto especial es muy fácil, ya que no necesitaremos mucho para su limpieza.

Los muebles de hierro oxidados

Para limpiar un mueble de hierro solo necesitaremos un cepillo suave de cocina, un paño, una esponja, detergente líquido que se utiliza para fregar los platos y una cubeta. Si el mueble tiene manchas de óxido, nos harán falta además un líquido de encender barbacoas, un estropajo de lana de acero fina, guantes y gafas protectoras.

El primer paso para limpiar el mueble de hierro será retirar con el cepillo suave cualquier resto de suciedad que pueda haberse acumulado en la superficie. Luego, ponemos agua tibia en la cubeta, le añadimos un poco de detergente líquido y removemos la mezcla. Con la esponja, vamos limpiando la superficie del mueble, empleando el cepillo para las zonas difíciles.

Si el mueble tiene manchas de óxido, usaremos el líquido de encendido de las barbacoas, pero siempre con los guantes y las gafas protectoras puestos. En este caso, ponemos el líquido de encender barbacoas en el estropajo de lana de acero y pasamos este de forma suave y frotando por las zonas donde hay óxido. Volvemos a empapar el estropajo en el líquido y frotamos hasta quitar todo el óxido.

Tras quitar el óxido, podemos sellar y proteger el mueble de hierro con una cera especial. La mejor en estas situaciones es el betún en crema de color transparente.